Italia aprobó nuevas restricciones contra el coronavirus que incluyen un confinamiento casi total en todo el país la mayor parte del periodo de las fiestas navideñas.

«La situación sigue siendo difícil, también en toda Europa y el virus sigue circulando. Se deja doblegar pero no derrotar. Debemos intervenir y os aseguro que no es una decisión fácil. Por eso hemos adoptado un nuevo decreto equilibrado«, dijo el primer ministro, Giuseppe Conte.

Según las nuevas normas, se decreta un confinamiento casi total en las fechas más importantes, los festivos y sus vísperas, entre el 24 de diciembre y el 6 de enero, mientras que se aligerarán algo las medidas en el resto de días laborales.

En total serán diez días de «zona roja«, es decir, cierre casi total, y cuatro de «zona naranja«, algo menos estrictas.

Así, los días 24, 25, 26, 27 y 31 de diciembre, y el 1, 2, 3, 5 y 6 de enero habrá un confinamiento parecido al de la pasada primavera: prohibidos los desplazamientos entre regiones y solo se podrá salir de casa por comprobadas necesidades de trabajo, de necesidad o de salud.

Las actividades comerciales minoristas también están cerradas, excepto alimentación, farmacias, parafarmacias, quioscos de prensa y estancos.

Publicidad

Además de bares, restaurantes, heladerías, pastelerías y pubs, que solo podrán entregar a domicilio y, hasta las 10:00 de la noche, para llevar.

Se permitirá la realización de actividad física individual en las inmediaciones del domicilio, respetando la distancia de al menos un metro y con la obligación de utilizar equipo de protección.

En los días «naranjas» (solo el 28, 29 y 30 de diciembre y el 4 de enero), la diferencia es que estarán abiertas las tiendas y se podrá circular en el interior del propio municipio, y los bares y restaurantes seguirán cerrados aunque podrán entregar a domicilio.