Italia detectó el domingo un primer caso de contagio de una nueva cepa de coronavirus, identificada primero en Reino Unido y que podría ser más contagiosa, tras decidir suspender los vuelos procedentes de este país.

En un comunicado difundido por la noche, el ministerio de Salud precisa que un paciente contagiado por la nueva cepa está en el hospital militar Celio de Roma.

Este centro reveló “el genóma del virus SARS-CoV-2 procedente de un individuo que dio positivo a la variante [del nuevo coronavirus] hallada estas últimas semanas en Reino Unido”, indica el comunicado.

El paciente había regresado hace poco de este país en avión. Él y sus allegados se encuentran en cuarentena, según la misma fuente.

Más temprano, Italia había anunciado la suspensión de los vuelos procedentes del Reino Unido.

“El Reino Unido lanzó una alerta sobre una nueva forma de covid-19 que sería el resultado de una mutación del virus. Como gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos y por esa razón” vamos “a firmar con el ministro de Salud un decreto para suspender los vuelos con el Reino Unido”, escribió Luigi Di Maio, ministro de Relaciones Exteriores.

El texto de la orden, muy breve, precisa que la decisión entra en vigor este domingo, pero sin indicar la hora, y que será válida hasta el 6 de enero.

La decisión llegó al día siguiente de que el primer ministro británico, Boris Johnson, anunciara el reconfinamiento de Londres y partes del sureste de Inglaterra hasta el 30 de diciembre.

El mandatario británico relacionó el repunte de contagios de COVID-19 en esas áreas con la nueva cepa de coronavirus allí descubierta, que, según él, podría ser hasta un 70% más contagiosa.