Japón aprobó este viernes el uso de la pastilla para la covid-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Merck, que opera en el resto del mundo como MSD, el primer tratamiento de administración oral aprobado en el país.

El molnupiravir, un medicamento experimental que previene que el virus se multiplique en el cuerpo y mantiene la carga viral a niveles bajos en el organismo, recibió luz verde de las autoridades sanitarias niponas después de que la filial japonesa de Merck, MSD K.K., presentara una solicitud a principios de diciembre para producir y vender el medicamento en el archipiélago.

Le puede interesar: Expolicía de EE. UU. culpable por el asesinato de un joven afrodescendiente (Argumentó que tomó por error el arma en lugar del taser)

“Nuestra misión es distribuir lo antes posible y de forma eficaz este medicamento a aquellas personas que lo necesiten”, dijo el vicepresidente de la Asociación Farmacéutica de Japón, Yasunori Tajiri, tras la autorización.

El ministro nipón de Sanidad, Shigeyuki Goto, indicó por su parte en una rueda de prensa que las pastillas empezarán a distribuirse inmediatamente para su uso en instalaciones médica de todo el país.

“Ya tenemos en Japón 200.000 dosis de las 1,6 millones acordadas” con MSD, señaló Goto, que hizo un llamamiento a no relajarse en pleno período navideño, en el que aumentan los desplazamientos y con ello el riesgo de contagio, sobre todo con la presencia de ómicron.

Mire más: (Video) El milagroso rescate de dos bebés tras el paso de tornados en Kentucky

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, ya adelantó a principios de semana los planes de empezar la distribución de las píldoras a partir de este fin de semana para que estén a disposición de las instituciones sanitarias a partir de la próxima semana.

La aprobación en Japón tiene lugar un día después de que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos autorizada el uso de emergencia del medicamento.

El molnupiravir también fue autorizado en noviembre en el Reino Unido, donde los reguladores desaconsejan su ingesta a embarazadas y no está aprobado para niños.

Los resultados de los ensayos clínicos del medicamento señalan que los pacientes de covid-19 que recibieron el fármaco dentro de los cinco días posteriores a manifestar síntomas tenían un 30 % menos de probabilidades de ser hospitalizados o morir, en comparación con los que recibieron un placebo, según MSD K.K.

El Gobierno japonés también ha llegado a un acuerdo con la farmacética Pfizer para adquirir 2 millones de dosis de su píldora de administración oral Paxlovid, aunque todavía no ha sido autorizada en el país asiático.