El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, instó el lunes a los estadounidenses a usar tapabocas, insistiendo en que «no es un gesto político» sino la medida más importante para frenar la propagación del COVID-19.

«Por favor, les imploro, usen una máscara… Háganlo por ustedes. Háganlo por su vecino. Una máscara no es un gesto político, pero es una buena manera de comenzar a unir al país», dijo desde su feudo en Wilmington, Delaware, tras realizar una sesión informativa virtual con su consejo asesor de COVID-19.

«El propósito del tapabocas no es hacerles la vida menos cómoda o quitarles algo», dijo el demócrata, mientras muchos partidarios del actual presidente Donald Trump creen que la obligación de usar una mascarilla viola sus derechos constitucionales.

Al contrario, se trata de «volver a la normalidad lo antes posible», señaló el mandatario electo.

Biden anunció la formación de un «comité asesor, integrado por científicos y expertos en salud pública», para tratar de frenar la pandemia de covid-19 en su país.

Publicidad

Este comité debería ayudarlo a establecer una hoja de ruta, que seguirá cuando asuma el cargo el 20 de enero de 2021.

No dio detalles sobre este plan, pero repitió los ejes principales de su política relativa al combate al nuevo coronavirus: campaña masiva de pruebas rápidas, prioridad a las personas en situación de riesgo en las futuras vacunas, aumento en la producción de equipos de protección y apoyo financiero a pequeñas empresas y escuelas.