Una corte de apelaciones en Estados Unidos confirmó el veredicto según el cual el talco vendido por Johnson & Johnson causa cáncer de ovarios.

Además, condenó al gigante farmacéutico estadounidense a pagar 2.100 millones de dólares en daños.

La decisión de la Corte de Apelaciones de Misuri cortó en más de la mitad los 4.400 millones que un jurado había otorgado a 22 demandantes y sus familias en 2018.

Pero la decisión del martes mantuvo los daños que deberá pagar el grupo farmacéutico y de productos de higiene por «haber vendido a sabiendas a los consumidores productos que contenían asbesto«.

«Es imposible atribuir valor monetario en la angustia física, mental y emocional que los demandantes sufrieron por el perjuicio infligido por los acusados», agregó.

Los demandantes afirmaban que el uso del talco para su limpieza íntima había provocado cáncer de ovarios.

Johnson & Johnson ha sido objeto en los últimos años de miles de demandas que lo acusan de no advertir a los consumidores de los riesgos de cáncer por el asbesto en sus talcos, y fue condenado varias veces por ese asunto.

El grupo siempre ha afirmado que su talco para bebés no contenía asbesto y no causaba cáncer.

En mayo, la compañía anunció que dejaba de vender este polvo a base de talco en Estados Unidos y Canadá, países donde las ventas retrocedieron debido al cambio de los hábitos y una desconfianza de los consumidores hacia el producto.

Lo seguirá vendiendo en el resto del mundo.