La compañía farmacéutica Johnson & Johnson anunció este viernes que su vacuna para el COVID-19 ha sido un 66 % efectiva en la prevención de la enfermedad moderada o grave en la Fase 3 de una prueba clínica y del 85 % en los casos más graves.

El nivel de protección alcanzado por Johnson & Johnson está por encima del mínimo requerido por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de EE.UU., pero está por debajo de las vacunas de Pfizer y Moderna ya aprobadas, que superan el 90 %.

La eficacia de la vacuna de esta empresa bajó al 57 % en la muestra de voluntarios en Sudáfrica, afectados por la variación sudafricana B.1.351, que está mostrando ser más esquiva para las vacunas que se están desarrollando.

El conglomerado estadounidense mostró datos también en el caso de las pruebas con voluntarios en Estados Unidos y la efectividad fue mejor que a nivel global, con una efectividad del 72 %.

Publicidad

El fuerte de la candidata a vacuna de Johnson & Johnson es que está siendo desarrollada para que solo requiera una dosis y no dos, como en el caso de Moderna y Pfizer, que ya se están administrando en la población, pero que obligan a una logística y trazabilidad más compleja.

Ahora Johnson & Johnson debe enviar documentación de eficacia y seguridad a la Agencia Federal de Medicamentos (FDA) para obtener la aprobación de emergencia y comenzar a producirla en masa.