Nahir Galarza es una joven argentina de 19 años a la que condenaron a cadena perpetua en 2018 por matar a tiros a su novio, Fernando Pastorizzo, el 30 de diciembre de 2017.

La mujer había apelado una denuncia en la que acusó a su padre, Marcelo Galarza, de ser el autor material del crimen.

Este martes, la justicia local desestimo el recurso interpuesto por Galarza, ya que la acusación se interpuso ‘después de un procedimiento ya confirmado en instancias judiciales superiores’.

Además, el juzgado aclaró que la acusasión contra Galarza ‘se basó en distintos elementos probatorios,  que arrojaron un grado de certeza en cuanto a los extremos de la imputación delictiva’

Conozca más: Menor de 5 años murió luego de ser vendida por su madre como esclava sexual

‘Yo le creo a mi hija’

Hace pocas horas, la madre de Nahir Galarza, Yamina Kroh, compareció ante un juzgado del estado de Paraná. La mamá de la joven condenada cree que su hija debe ser declarada inocente.

“Creo en lo que dice que mi hija Nahir, que quien mató a Pastorizzo fue su padre”, declaró Kroh acompañada por la abogada de Nahir, Raquel Hermida Leyenda.

También se conoció que el día que Nahir reveló el crimen, sus padres se separaron inmediatamente.

Yo sufría violencia de género de parte de mi marido, pero cuando pasó lo de Nahir las cosas cambiaron. Logré imponerme. Le creo a mi hija, aunque todo esto es muy duro para mí’, contó Yamina ante la Fiscalía de Paraná.

La madre de Galarza no se sorprendió ante la desestimación de la apelación impuesta por su hija, y tachó a la justicia local como ‘machista’.