En Brasil, fue asesinado un joven refugiado de 24 años tras reclamar el pago de sus salarios atrasados, el caso ha generado indignación en la ciudadanía.

La policía de Rio de Janeiro investiga el asesinato de un joven congoleño, que según su familia, e imágenes difundidas, fue golpeado hasta la muertes en un bar de la playa tras reclamar al gerente su salario atrasado.

El joven de 24 años, que llegó a brasil en 2011 huyendo de la violencia en la República Democrática del Congo, murió el 24 de enero por la noche en uno de los chiringuitos de la playa en un exclusivo barrio de la ciudad, donde trabajaba como jornalero.

Según los familiares, fue atacado por al menos tres hombres tras discutir con el gerente. Luego de amenazarlo, el gerente llamó a otras personas que atacaron al joven durante varios minutos, con palos de madera, un bate de beisbol y amarraron sus manos con una cuerda.

El caso generó rechazo y varios artistas y deportistas exigieron justicia.