El joven español de 20 años que denunció haber sido agredido en un ataque homofóbico, reconoció este miércoles que las heridas fueron consentidas mientras mantenía relaciones sexuales con otra persona, según confirmaron fuentes del Ministerio del Interior.

El joven denunció el pasado domingo que ocho encapuchados lo atacaron en el portal de su casa, en un barrio del centro de Madrid, le pegaron y le grabaron con un cuchillo en el glúteo la palabra “maricón”.

Esta denuncia tuvo un amplísimo eco en los medios de comunicación, así como en partidos políticos y distintas asociaciones de España, que denunciaron con dureza los hechos.

 

Le puede interesar: Consejo de Estado pide celeridad en investigaciones por presuntos delitos y abusos durante la protesta social

 

Hasta tal punto, que el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, convocó para este viernes una reunión de la comisión de seguimiento del plan nacional de lucha contra los delitos de odio.

Y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), junto a otros colectivos, convocaron para el próximo domingo una concentración en Madrid con el lema “Nos están matando”.

Pero, ni las imágenes grabadas por las numerosas cámaras instaladas en la zona lograron captar imágenes de la supuesta agresión, ni se localizó a testigos de la misma.

 

Vea también: Tractomula se habría quedado sin frenos y arrastró a varios carros en la vía Silvania

 

Este miércoles, los investigadores acudieron al domicilio del denunciante para trasladarle a Comisaría para una nueva declaración ante las dudas que suscitaba su primera versión, y éste reconoció que las heridas fueron consentidas mientras mantenía relaciones sexuales con otra persona.

Cuando ocurrieron los hechos, el joven no avisó a los servicios de emergencia, sino que se desplazó por sus medios a un centro sanitario y varias horas después acudió a una Comisaría de Policía a denunciar los hechos.

Con los nuevos datos que aporte el joven, la Policía citará a declarar a la persona con la que mantuvo las relaciones sexuales con el objetivo de corroborar esta versión.