El cuerpo de un recién nacido fue hallado en el patio trasero de una casa en el estado de Illinois (Estados Unidos), y tras una prueba de ADN se comprobó que una joven hispana que vivía allí era la mamá del bebé.

Por lo anterior, Alvory Chávez Ramos, de 23 años fue puesta bajo arresto, presuntamente por haber asesinado a su hijo, quien habría nacido entre el 31 de octubre y el 30 de noviembre de 2020.

La mujer les habría confesado a las autoridades “que trató de ocultar su embarazo a su familia porque no quería que se enojaran con ella”.

Le puede interesar: Bogotá: autorizan aforo del 100 % en empresas y eventos a partir de noviembre con carnet de vacunación

“Cuando el bebé comenzó a llorar, Chávez Ramos supuestamente colocó su mano sobre la nariz y la boca del niño para evitar que los miembros de la familia en la casa descubrieran al bebé”, se lee en un comunicado de la Policía.

“Después que el bebé dejó de moverse, Chávez Ramos supuestamente lo colocó en una bolsa de plástico y lo enterró en el patio trasero de la residencia familiar”, aseguran.

Los resultados de la autopsia practicada al cuerpo del recién nacido arrojaron que la causa de fallecimiento fue asfixia.