Kent Ryan Tomao, un filipino de 25 años a principio del 2020 fue víctima de la delincuencia en la ciudad de Kidapawan cuando fue atacado por un grupo de adolescentes.

El joven, por la gravedad de sus lesiones, fue trasladado inmediatamente a un centro asistencial donde el personal médico saturó las heridas.

Lea también: Delincuentes hurtan millonaria suma de la Conferencia Episcopal en Bogotá

La sorpresa de Kent se presentó cuando el pasado 23 de marzo tuvo que realizarse unas pruebas de rayos X, para acceder a un nuevo empleo, y allí descubrió que tenía una hoja de cuchillo dentro de su torso.

“Siempre me pregunté por qué siento algo de dolor en mi pecho cuando el clima es frío, pero no tenía idea de que un cuchillo seguía ahí”, comentó Tomao a medios.

El joven aseguró que no tomará medidas legales en contra del centro asistencial, pero sí indicó que se acercará para que le extraigan el objeto.