Una adolescente trans nacida con genitales masculinos y criada como un niño quedó embarazada, luego de descubrir que tiene partes reproductivas femeninas.

Su nombre es Mikey Chanel, una joven de 18 años de edad que vive en Boston, Massachusetts (Estados Unidos), donde fue diagnosticada con el “síndrome del conducto de Müller persistente”, una extraña condición en la que una persona tiene genitales externos masculinos, con órganos reproductores femeninos internamente.

Sin embargo, Mikey dice que siempre supo que era una niña. “Era obvio para todos que yo era diferente desde el principio”, dijo.

“Nunca me sentí como un niño. Yo era bastante afeminado y nunca pasé por una cosa de pubertad de chico. Solo tengo un poquito de vello facial. Siempre he tenido un cuerpo con forma femenina”, agregó en declaraciones recogida por The Sun.

Mikey se declaró gay a los 13 años y luego se preguntó si podría ser transgénero.

Espera un hijo

Su diagnóstico se produjo el año pasado cuando Mikey se sometía a algunas pruebas de rutina en los médicos. “Tenía una sensación extraña después de orinar y tener relaciones sexuales, así que me hicieron una ecografía de mi tracto urinario”.

Foto: The Sun.

“Me dijeron que tenía cuello uterino, ovarios, útero y trompas de Falopio y que podía quedar embarazada si quería. De hecho, pensé que era una broma. Ni siquiera sabía que esto era posible. Luego me mostraron mi útero en la pantalla”, añadió Mikey.

“Mis partes masculinas volvieron infértiles, pero me dijeron que mis ovarios estaban funcionando (…) Siempre supe que quería ser madre, solía jugar con muñecas cuando era pequeña y siempre he visto niños en mi futuro, así que decidí: ‘es ahora o nunca tengo que intentar quedar embarazada'”.