Tres jóvenes que se quedaron atrapados en un ascensor y con el agua al cuello, grabaron el angustioso momento que vivieron tras una tormenta en Nebraska, Estados Unidos.

El grupo de jóvenes tomó un ascensor para ver desde lo alto del edificio los daños ocasionados por una tormenta que afectó la ciudad de Omaha.

Te puede interesar: Amenazan al papa con carta que llevaba tres balas 9 milímetros

Sin embargo, al tomar el ascensor, este descendió hasta el lobby y el agua terminó colándose por las rendijas de ventilación e inundándolo.

Según la cadena ABC 13, los tres jóvenes quedaron rápidamente con el agua al cuello, mientras uno de ellos grababa con su celular la angustiosa escena.

En ella, se logra ver a un joven acompañado de dos chicas en el interior del ascensor completamente inundado tratando de pedir ayuda.

Mira también: La ciencia admite ya efectos irreversibles del cambio climático en el planeta

Por fortuna, el joven identificado como Tony Luu, logra hacer una llamada a un amigo que reside en el edificio y que hace parte del servicio de mantenimiento para avisarle de la emergencia.

Finalmente, los tres jóvenes deciden abrir a la fuerza las puertas del ascensor antes de que lleguen los equipos de rescate y así salir sanos y salvos.