El juez de Florida que estudió este jueves los argumentos a favor y en contra de publicar las razones que llevaron al FBI a registrar la vivienda de Donald Trump esperará a tener una versión editada y sin datos sensibles sobre la investigación para decidir si puede darla a conocer.

Durante una audiencia de más de dos horas celebrada en West Palm Beach (Florida), el juez Bruce E. Reinhart escuchó a las dos partes -algunos de los principales medios de comunicación del país por un lado y la Fiscalía por el otro- de este “caso único”, como lo describió, y se inclinó por una posible divulgación editada de la llamada “declaración jurada” que justificó el registro de Trump.

Le recomendamos leer: Cinco años de prisión a expresidentes de Reficar por irregularidades en contratos

Mientras los abogados de los medios insistieron en que el público tiene derecho a comprender por qué se registró Mar-a-Lago, el club donde tiene su residencia el expresidente, el Departamento de Justicia subrayó los riesgos para la investigación en curso de divulgar los motivos de esta redada.

Reinhart acabó pidiendo a la Fiscalía que antes del 25 de agosto presente una propuesta de edición de este documento, con las partes que considere tachadas para que no puedan ser públicas.

Lea más: Útiles escolares: un 15% más costosos que hace seis meses

La audiencia ocurre después de una semana de presiones que llevaron a la Fiscalía a permitir la divulgación de la orden del registro judicial a la casa del expresidente Trump (2017-2021) en Mar-a-Lago (Palm Beach) el pasado 8 de agosto.

“Nunca antes se había hecho esto”, aseguró este jueves Jay Bratt, jefe de la oficina de contrainteligencia del Departamento de Justicia (DOJ) durante la vista, en la que insistió en que la declaración jurada contiene información altamente sensible cuya divulgación pondría en riesgo toda la investigación.