La Audiencia Nacional española dio luz verde a la extradición a Colombia del empresario hispanocolombiano Carlos Mattos.

El hombre es reclamado por la justicia colombiana por supuestamente haber ofrecido millonarias sumas de dinero a funcionarios de la Rama Judicial para salir beneficiado en los recursos legales que instauró cuando la empresa surcoreana Hyundai inició un proceso de ruptura comercial con él en 2015, después de que Mattos había sido el único representante de la marca en Colombia por durante 25 años.