El Kremlin sostuvo que no hay avances en las negociaciones con Ucrania después de la reunión de los delegados de ambos países en Estambul, aunque destacó algunos puntos “positivos” de la conversación.

“No podemos constatar avances, nos espera un trabajo bastante largo”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, durante su rueda de prensa telefónica diaria.

Según Peskov, entre los elementos positivos se puede destacar que la parte ucraniana comenzará a “formular y poner en papel” sus propuestas.

Vea también: Video: así fue el angustioso aterrizaje de emergencia de un avión en el aeropuerto de Rionegro

“Hasta ahora no lo habíamos logrado”, aseguró.

El jefe de la delegación rusa, Vladímir Medinski, aludió ayer por primera vez a la posibilidad de un “tratado” entre Moscú y Kiev después de unas negociaciones que describió como “constructivas”.

El propio presidente ruso, Vladímir Putin, reconoció la víspera “avances” en las negociaciones con Ucrania, en una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron, al tiempo que se mantuvo inflexible sobre su voluntad de continuar con la ofensiva en el este de ese país.

Podría leer: Reparos de los médicos al Fracking

“Después de la conversación sustantiva de hoy hemos acordado y propuesto un arreglo, según el cual la reunión de los jefes de Estado es posible simultáneamente con el inicio del tratado”, dijo tras la reunión Medinski, en referencia a la posibilidad de un encuentro entre Putin y su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski.

El jefe negociador ruso indicó que las propuestas ucranianas incluyen la renuncia de Kiev a su propósito de ingresar en la OTAN y el compromiso de Ucrania de neutralidad permanente, de ser un país libre de armas nucleares y no emplazar ningún tipo de armas de destrucción masiva ni tampoco tropas extranjeras.

Según Medinski, a cambio Ucrania demanda garantías internacionales de seguridad y asume que Rusia no se opondrá a su ingreso en la Unión Europea.