En un comunicado conjunto de la DEA y la Fiscalía del distrito sur de Nueva York, Jesse García, director regional de la DEA, afirmó que la captura del líder del partido Farc, Jesús Santrich, es una clara muestra del compromiso de Colombia en la lucha antinarcóticos.

“Esta significativa operación demuestra que existen elementos en el gobierno de Colombia, que son socios con voluntad y que están determinados a apoyar a EE. UU. y a la DEA en la lucha contra las drogas en Colombia. Y a respaldar a la justicia, sin importar hasta donde lleguen las investigaciones», afirmó García.

Por su parte, el fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman, quien fue postulado personalmente por el presidente Donald Trump para el cargo, explicó que tanto Santrich como los demás implicados enfrentan “cargos por serios crímenes” y que serán pedidos en extradición para que respondan y enfrenten posibles condenas, que van desde los “10 años de cárcel, hasta la cadena perpetua”.