La tasa de inflación del Reino Unido fue de 10,1 % interanual en julio, la más alta en 40 años, impulsada principalmente por el aumento de los precios de los alimentos, según informó el miércoles la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

En junio, la inflación interanual había sido de 9,4 %.

Las subidas de precios se generalizaron el mes pasado, pero “los alimentos aumentaron especialmente, sobre todo la panadería, los productos lácteos, la carne y las verduras”, explicó Fitzner, jefe economista de la ONS, en Twitter.

Quizás le interese: Detectan primer posible caso de transmisión de viruela del mono de humano a perro, esto dice la OMS

La subida de precios podría superar el 13 % en octubre, cuando se prevén aumentos drásticos de los precios de la energía, según las previsiones del Banco de Inglaterra.

El Reino Unido se enfrenta a una crisis del costo de la vida, con valores salariales que caen a un ritmo récord.

El primer ministro Boris Johnson, dejará el cargo el próximo mes y heredará el deterioro de la economía a quien tome las riendas del país de entre sus compañeros conservadores Liz Truss y Rishi Sunak.