La justicia chilena falló a favor de la petición del Consejo de Defensa del Estado, que pidió confiscar la totalidad de los bienes legados por el dictador Augusto Pinochet, los cuales son valorados en más de 17 millones de dólares.

El Séptimo Juzgado Civil de Santiago aseguró que Pinochet cometió delitos contra la administración pública, motivo por el cual concedió la solicitud del Consejo de Defensa del Estado para retener sus bienes.

El pasado 24 de agosto, la Corte Suprema de Chile solicitó la incautación de 1.6 millones de dólares pertenecientes a los activos de la familia Pinochet, en el marco del el Caso Riggs, una causa de malversación de fondos públicos.