Mucho se ha hablado a nivel público con respecto a las potenciales consecuencias de usar el teléfono móvil mientras se conduce un vehículo; mantener la distancia correcta con otros vehículos, atender las señales de tránsito o inclusive, siniestros viales.

Por esta razón, la Policía de Reino Unido impuso una serie de nuevas normas en su Código de Carreteras. De acuerdo con The Sun, sus conductores podrán ser multados si son captados haciendo uso de su celular mientras conducen en “prácticamente cualquier circunstancia”.

Los británicos podrían recibir una multa de £200 libras esterlinas (995.150 pesos colombianos) por usar su teléfono en un automóvil, incluso si son pasajeros o copilotos.

Más duras serán las sanciones para aquellos copilotos que hagan parte de escuelas de conducción y supervisen a los aprendices. Para ellos, las sanciones llegarían hasta las £1000 libras estelinas ($4-975.753 pesos colombianos) y seis puntos en su licencia de conducción.

También puedes leer: Padres entregan a sus hijos a la Policía tras descubrir que robaron y mataron a una anciana

Uso del celular, prohibido en cualquier contexto

Una sentencia del Tribunal Superior de 2019 dictaminó que solo se comete una infracción de tráfico cuando el teléfono se utiliza para realizar una “función de comunicación interactiva”.

Dicha resolución incluye hacer una llamada o enviar un mensaje de texto en lugar de una función independiente, como grabar un video. El Gobierno británico dejó claro que todo uso de un teléfono móvil de mano mientras se conduce se considera “imprudente y peligroso”.

También se agregó un nuevo texto al Código de Circulación, donde señala el uso del teléfono en los semáforos o en las colas de las autopistas también es ilegal.

El Gobierno británico hizo una excepción del uso del celular mientras se conduce, y que solo se podrá utilizar a menos que sea para hacer una llamada de emergencia.