Luego de casi dos años de la pandemia del COVID-19, Europa se prepara para adoptar una nueva estrategia cn el fin de abordar el coronavirus.

Cuando se declaró emergencia por el SARS-CoV-2, el mundo entró en cuarentena durante varias semanas, restringiendo cualquier actividad fuera de casa como hacer deporte, ir a cine e incluso, que los niños fueran al colegio y a los parques.

Lea más: Polémico informe sobre Benedicto XVI y su conducta sobre casos de abusos sexuales

Sin embargo, con el paso del tiempo empezó a verse ‘una luz al final del túnel’ con la llegada de las vacunas, lo que permitió reanudar las actividades diarias y reactivar la economía.

Por ello, los gobiernos se preparan para tratar el próximo brote como una enfermedad, más no como una emergencia sanitaria.

Vea también: Video: Explosión de carro bomba deja un muerto y cinco heridos en Saravena, Arauca

De esta manera, el presidente español, Pedro Sánchez quiere que la Unión Europea considere cambios similares ahora que la ola de la variante ómicron ha demostrado “ser menos letal”.

“Decimos que a lo largo de los próximos meses y a lo largo de los próximos años vamos a tener que abordar conforme la ciencia nos lo diga, sin prisa pero sin pausa, el cómo empezamos a gestionar esta pandemia desde otros parámetros”, dijo Sánchez el lunes.

Quizás le interese: Fiscalía descarta vínculos del narcotráfico con bienes de Mauricio Leal

Aunque el presidente español resaltó que los cambios deben comenzar cuando haya finalizado la ola de la variante ómicron. “Estamos haciendo bien los deberes, es decir, simplemente anticipando escenarios”, continuó.

Por su parte, la Organización Mundial para la Salud (OMS) aseguró que es “demasiado pronto para considerar un cambio inmediato”, agregando que desconocen sobre cuándo podría clasificarse la COVID-19 como una enfermedad endémica.

Lea más: Desgarrador relato del dueño de la casa donde joven mató a su mamá con un ladrillo

“En cierto modo es una cuestión subjetiva porque no se trata sólo del número de casos, se trata de gravedad, y se trata de impacto“, indicó el doctor Michael Ryan, responsable de emergencias de la OMS.

Asimismo, el doctor Anthony Fauci, máximo responsable médico de enfermedades infecciosas en Estados Unidos resaltó que el COVID-19 no podría “considerarse endémico hasta que remita a un nivel que no trastoque la sociedad”.

Mire también: Revelan las crueles imágenes del sitio donde explotó el carro bomba en Saravena, Arauca

Por su parte, el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades ha recomendado a las naciones que hagan la transición “hacia una gestión más rutinaria del COVID-19 una vez haya pasado la fase grave de la pandemia”.

De esta manera, expertos han reiterado que el trato del coronavirus debe ser “como el resto de las enfermedades”, debido a que los ciudadanos necesitan asumir que “será inevitable” que haya muertes por este virus.

Mire más: Publican imágenes de ataque de EEUU en Kabul que mató a 10 civiles

Por ello, España plantea la propuesta de seguir el modelo de “vigilancia centinela” empleado por la Unión Europea para seguir las epidemias de gripe.

Esta estrategia ha sido nombrada como “gripalización” del COVID-19, aunque personal sanitario ha destacado que se deberán hacer cambios considerables para adaptar los sistemas de la gripe al nuevo coronavirus.

Le puede interesar: Envían a la cárcel a Jhonier Leal por el asesinato de su hermano Mauricio y su madre

Hasta el momento, el debate sobre este tipo de cambios de estrategias solo podrían estar para países más desarrollados, quienes pueden hablar en “tiempo pasado” de la pandemia, gracias al acceso a las vacunas y sus robustos sistemas de salud.

No obstante, países como Alemania e Italia consideran que “normalizar” la COVID-19 van en contra con sus esfuerzos para impulsar la inmunización entre grupos antivacunas.