La ofensiva rusa en Ucrania, que ha dejado miles de muertos entre civiles y militares, cumple este domingo dos meses sin que las partes hayan logrado avanzar en las negociaciones para establecer un alto el fuego.

Según la ONU, al menos 2.200 civiles han fallecido desde el inicio de la campaña militar rusa en Ucrania el pasado 24 de febrero, que ha causado también múltiples bajas en las filas de ambos ejércitos. Hasta ahora han reconocido 1.351 muertos por parte de Rusia y entre 2.500 y 3.000 por parte de Ucrania.

Podría leer: Venezuela felicita a Nicaragua por victoria en litigio con Colombia en el fallo de La Haya

Naciones Unidas ha advertido de que la cifra real de los civiles muertos puede ser muy superior a los datos que se manejan ahora debido a la falta de acceso a zonas donde aún continúan los combates.

Mientras, las partes del conflicto han estimado en más de 20.000 las bajas mortales en el bando enemigo.

Foto: Ronaldo Schemidt / AFP

Las hostilidades y la incertidumbre también han causado la huida de Ucrania de más de cinco millones de personas en las últimas ocho semanas, según la ONU, mientras centenares de miles llegaron a Rusia desde los territorios de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, así como otras partes de Ucrania, de acuerdo con fuentes oficiales rusas.

Segunda fase del conflicto

Los dos meses del conflicto se cumplen en plena ofensiva rusa por el control total del Donbás, en el este ucraniano.

“El enemigo continúa realizando operaciones ofensivas (…) para establecer el control total sobre las regiones de Donetsk y Lugansk“, según el último parte del Estado Mayor del Ejército ucraniano.

Podría leer: Liberan en Dagua, Valle, al patrullero que había sido secuestrado hace 13 días

Un alto mando militar ruso reconoció esta semana que durante la segunda fase de la “operación militar especial” Rusia buscará hacerse con el control también del sur de Ucrania, con posible acceso a la frontera con Moldavia.

Estos planes no han sido confirmados ni desmentidos por el Ministerio de Defensa ruso ni por el Kremlin, pero la actividad de las tropas rusas en esas direcciones durante los próximos días será determinante para comprender si Moscú extenderá la campaña militar más allá del objetivo inicial de “liberar” el Donbás.

Lea también: Sofía Cadavid: Condenan a más de 33 años de prisión al hombre que asesinó a su pequeña hija

En opinión del asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Arestovich, la fase activa de los combates acabará en dos o “máximo tres semanas” puesto que Moscú quiere anunciar un triunfo “preliminar” para el 9 de mayo, cuando se conmemora la victoria de la URSS sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

“Anunciarán victorias preliminares, dirán que las tareas han sido cumplidas y ofrecerán negociar”, opinó hoy Arestovich, quien agregó no obstante que si las conversaciones fracasan, Rusia puede emprender más ataques en verano y en otoño.

Con todo, aseguró que las posibles operaciones militares en el futuro serán de menor envergadura e intensidad.

Negociaciones estancadas

Las negociaciones entre las partes se estancaron hace aproximadamente un mes, después de recrudecerse los combates en Mariúpol y salir a la luz las imágenes de Bucha.

La última ronda de conversaciones presenciales entre los delegados de ambos países tuvo lugar en Estambul, el pasado 29 de marzo.

Inicialmente, las partes sugirieron tímidos avances en la reunión de Estambul, pero las semanas posteriores pusieron de relieve que las diferencias siguen siendo irreconciliables, al menos, por el momento.