Los casos de COVID-19 confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) superaron este viernes la barrera de los 450 millones, en el día en el que se cumple el segundo aniversario de que la enfermedad fuera declarada una pandemia por la organización.

La enfermedad ha causado en dos años la muerte de más de seis millones de personas, de los que 2,6 millones fallecieron en América, el continente más afectado, y 1,9 millones en Europa, de acuerdo con las estadísticas que actualiza a diario la OMS.

Conozca más: EE. UU. advierte que Rusia podría usar armas químicas o biológicas en Ucrania

La curva de contagios de COVID-19 ha bajado desde finales de enero, cuando se alcanzaron récords de mas de 20 millones de nuevos caos semanales en el mundo (ahora la cifra se ha reducido a la mitad), aunque el descenso se ha frenado en las últimas semanas.

Esta tendencia y las cifras en aumento en algunos países hacen temer que globalmente los casos puedan repuntar de nuevo, y sin que se haya conseguido regresar a las cifras de contagios anteriores a la ola ómicron, que rondaban los cuatro millones de positivos en el mundo por semana.

Lea también: Biden designará a Colombia como “aliado importante fuera de la OTAN”

El 11 de marzo de 2020 la OMS declaró que la COVID-19 había alcanzado niveles de pandemia al registrarse casos de transmisión local en todos los continentes, cuando apenas se habían confirmado 160.000 contagios globales y unas 8.000 muertes.