Un adolescente de 17 años, fue linchado por un grupo de personas entre los 14 y 20 años de edad en París. La víctima intentó refugiarse debajo de un carro, pero fue arrastrado  de los pies y golpeado brutalmente, con palos de hockey y barras de hierro.