El exjuez español y jefe del equipo de abogados del activista Julian Assange, Baltasar Garzón, afirmó este viernes que la situación que vive el fundador del portal WikiLeaks es «arbitraria» y supone un ataque a la libertad de expresión y de acceso a la información.

Garzón, que participó en un acto político como candidato al Parlamento Europeo en las elecciones del 26 de mayo, respondió sobre la situación procesal de Assange, que estuvo desde junio de 2012 hasta el pasado 10 de abril en la embajada de Ecuador en Londres, con la condición de asilado.

El asesor jurídico de Assange destacó que han sido casi 7 años «muy duros» para el activista australiano, y repitió que las investigaciones judiciales de Suecia son un «artificio y una excusa para dar cobertura a la persecución real de Estados Unidos por la publicación masiva de documentación en noviembre de 2010 y posteriormente».

Esa información, recordó Garzón, «acredita crímenes de lesa Humanidad y gravísimos casos de corrupción y actos ilícitos de las instituciones norteamericanas, principalmente vinculadas a la inteligencia, en otros países y específicamente en Irak y Afganistán».

«Esa es la verdadera causa» de la situación que soporta Assange, actualmente detenido en una prisión de máxima seguridad en el Reino Unido a la espera de que se resuelva una petición de extradición a Estados Unidos, donde se le reclama por las filtraciones de documentos secretos desde su portal, denunció el abogado español .