Dos equipos de investigación de China sostienen que la verdadera razón del fin de las pruebas nucleares de Corea del Norte no es un deshielo con Estados Unidos y Corea del Sur, sino un accidente que causó el cierre del lugar en el que ahora se busca una solución para las emanaciones radiactivas.

Dos grupos independientes de investigadores chinos acaban de concluir que la montaña donde se realizan usualmente los ensayos subterráneos de Corea del Norte, en Punggye-ri, colapsó luego de varias pruebas nucleares a lo largo de siete años. Y alertaron que esto generar la liberación de elementos radiactivos a la atmósfera.

Esa podría ser la verdadera razón por la que el líder norcoreano Kim Jong-Un anunció la semana pasada el cierre de las instalaciones de pruebas nucleares en el lugar, en una aparente señal de buena voluntad, en medio del deshielo en las relaciones con Estados Unidos y Corea del Sur.

Los expertos concluyen que la última prueba, en septiembre pasado, la más potente hasta la fecha, provocó el colapso de un túnel a unos 700 metros debajo del pico de la montaña, y en ese momento hubo reportes sin confirmar de 200 muertes por culpa del derrumbe.

Publicidad