“Un juicio político y legal al presidente Nicolás Maduro para ver cuál es su responsabilidad en la ruptura constitucional que ha roto la democracia, los derechos humanos y el futuro del país”, indicó Julio Borges, político opositor.

Justo cuando se anunciaba en una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional de Venezuela, el inicio de un juicio político para el mandatario venezolano, por haber cancelado la recolección de firmas para revocar su mandato, un grupo de chavistas ingresó al recinto de manera violenta.

El grupo que entró al hemiciclo del parlamento llevaba banderas y con empujones se abrían espacio para estar en el recinto.

Los parlamentarios en su mayoría opositores llamaron a la calma y al respeto de las leyes.

Publicidad

Pese a que la sesión fue suspendida por la interrupción, se llegó a un acuerdo que contempla puntos como declarar la ruptura del orden constitucional y golpe de Estado, abrir el juicio político a Nicolás Maduro, solicitar activación de apoyo internacional, denunciar al Estado ante la Corte Penal Internacional por frenar el revocatorio, designar cinco miembros en el Consejo Nacional Electoral y elegir nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Las marchas convocadas por la oposición se mantienen pese a la tensión que se vive en el país.