Delincuentes ingresaron a una casa ubicada en la ciudad de San Luis, Argentina, y uno de ellos frotó sus genitales a una bebé.

El hecho ocurrió el pasado 25 de agosto sobre las 9:30 de la noche cuando la mamá de la bebé salió a comprar unos cigarrillos.

Lea también: Inteligencia de EEUU evaluará si Trump puso en peligro al país

Al momento de ingresar a la vivienda por el portón, fue sorprendida por dos delincuentes encapuchados, “que la encañonaron y la metieron” a la casa, contó Enzo Ponce, padre de la menor.

Después apareció el resto de los ladrones. Uno de ellos se quedó en la puerta vigilando, mientras que los otros tres procedieron a hurtar.

Mire más: Video: Denuncian cruel pesca en Bahía Solano, Chocó; había delfines heridos “botando sangre”

Una vez dentro, dos delincuentes agarraron a la mujer al tiempo que el tercer ladrón buscaba el dinero el cual encontró escondido en una de las habitaciones.

“Se llevaron la plata, pero se querían llevar también el televisor y otras cosas”, señaló Enzo, agregando que uno de los sujetos aconsejó que no tomaran electrodomésticos porque “iba a llamar la atención”.

Lea más: Encuentran un explosivo cerca al colegio que visita el presidente Petro en Ituango

Minutos después, entró el delincuente que vigilaba, se bajó los pantalones, “y se los pasó por el rostro” a la menor, relató el hombre conmovido. “Y ahí se fueron, pero antes le pegaron un puño en la boca del estómago a mi esposa”, continuó Enzo.

Tras el robo, la mujer se comunicó con su esposo quien al momento del asalto, estaba trabajando.

“No somos personas que tenemos plata. Somos trabajadores. Tenemos unos ahorros que guardamos para estirar el mes, para llegar y tratar de salir adelante, pero nos dejaron sin nada, se llevaron todo. Pero la plata es lo de menos, estoy enfermo con lo que le hicieron a mi hija”, precisó Enzo.

Podría leer: Pareja se ganó la lotería pero ella decidió separarse y dejarlo sin nada: “Nunca pensé que se llevaría todo”

La pareja ya había pasado por un atraco causado por la misma banda de ladrones.

Aunque las autoridades ya identificaron a los delincuentes, la esposa de Enzo tomó la decisión de irse de la casa por un tiempo para calmarse un poco y “no pensar en la pasadilla” de la que fue víctima junto a su hija.