La prensa de Estados Unidos, incluidos los periódicos republicanos, tiene este fin de semana las historias de los deudores de Donald Trump, que son más de 3 mil 500. Su estrategia, dicen, consiste en trasladar las deudas a sus empresas, para seguir cobrando su sueldo y acumulando capital, mientras éstas lo pierden.