Tras un viaje de dos días en el que la delegación surcoreana se reunió con el líder norcoreano Kim Jong-un, las dos Coreas han acordado celebrar una cumbre en abril, anunció hoy el enviado de Seúl a Corea del Norte.

La cumbre, que sería la tercera de la historia entre las dos Coreas, se celebrará en la aldea de la paz de Panmunjeom, en la frontera entre los dos países, anunció el jefe de la oficina presidencial surcoreana de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong.

Asimismo, Corea del Norte se ha comprometido a suspender sus pruebas nucleares y de misiles en caso de iniciar contactos con Estados Unidos, según anunció el líder de la delegación surcoreana que viajó a Pyongyang.

El régimen norcoreano se abstendría de realizar «provocaciones armamentísticas estratégicas» mientras se desarrolla ese eventual diálogo, dijo el enviado de Seúl al Norte.