El 11 de septiembre de 2001 se convirtió en la jornada más oscura de la mayor ciudad de Estados Unidos. Una serie de atentados islamistas coordinados dejaron casi 3.000 muertos y cambiaron el rumbo de la historia.

Poco antes de las 08:00, 19 yihadistas, la mayoría de Arabia Saudita, abordaron cuatro aviones en aeropuertos de Boston, Washington y Newark, cerca de Nueva York. Llevaban cuchillos, permitidos entonces si la hoja era de menos de 10 cm.

 

Lea más: Diez personas capturadas tras nueva jornada de protestas en Bogotá

 

En el sur de Manhattan, cientos de empleados ya estaban en sus oficinas en Wall Street, donde se alzaban las Torres Gemelas, de 115 metros de altura, cuando a las 08:46 el vuelo 11 de American Airlines que había despegado de Boston hacia Los Ángeles, secuestrado por cinco yihadistas, se estrelló entre los pisos 93 y 96 del edificio norte.

Foto: cuenta oficial de Twitter del Servicio Secreto de EE.UU.

 

Lea también: Muertes del 9S están en la impunidad y policías que dispararon siguen en servicio

 

Los 87 pasajeros y tripulantes murieron en el instante, así como centenares de las 50.000 personas que trabajaban en el World Trade Center (WTC), símbolo del poderío económico estadounidense. Muchos quedaron atrapados por encima del piso 91, sin acceso a escaleras de emergencia.

A las 08:50, el presidente de ese entonces, George W. Bush, de visita en una escuela primaria de Sarasota, Florida, fue alertado de lo que se asumió inicialmente como un accidente.

Quizás le interese: Devastador: hallan en altamar a dos niños abrazados al cadáver de su mamá

 

Foto: cuenta oficial de Twitter del Servicio Secreto de EE. UU.

 

Joseph Dittmar, un experto en seguros que residía en Chicago, contó que tras un llamado a evacuar la torre sur, todos bajaron al piso 90 y al mirar por la ventana quedaron aterrados.

Fueron los peores 30, 40 segundos de mi vida (…) al ver esos enormes agujeros negros en el edificio, llamaradas rojas como nunca habíamos visto en nuestras vidas, volutas de humo gris y negro que salían de esos agujeros”. Se estima que entre 50 y 200 personas saltaron o cayeron de ambas torres.

 

Conozca más: Detienen en Madrid a Hugo Carvajal, exgeneral venezolano pedido por EE. UU.

 

La torre sur se desplomó en 10 segundos, matando a más de 800 civiles y rescatistas que estaban en la zona. La polvareda era tan inmensa que Kim quedó en total oscuridad.

Media hora antes, a las 09:30, ya habían informado del ataque contra la segunda torre, Bush calificó los atentados de “tragedia nacional”. “El terrorismo contra nuestra nación no prevalecerá”, dijo.

Foto: cuenta oficial de Twitter del Servicio Secreto de EE. UU.

 

Vea también: James Rodríguez ya tendría fecha de salida del Everton

 

A las 10:28 colapsó la torre norte del WTC tras arder durante 102 minutos. El alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, llamó a la calma desde la zona de los ataques y ordenó a la población evacuar el sur de Manhattan a las 11:02.

Miles de residentes y trabajadores de la zona comenzaron entonces a marchar a pie durante horas por calles y carreteras hacia el norte de Manhattan o cruzando puentes hacia Brooklyn. Decenas de ferrys, yates y barcos pesqueros acudieron al rescate para evacuar a cientos de miles de personas por el río Hudson hacia Nueva Jersey.

Foto: cuenta oficial de Twitter del Servicio Secreto de EE. UU.

 

Conozca más: Proceso por ‘parapolítica’ contra Luis Alfredo Ramos podría cambiar de ponente

 

A las 12:16 las autoridades decretaron el cierre total del espacio aéreo tras despejar del cielo estadounidense a más de 4.500 aviones.

Durante varias horas los rescatistas y bomberos se afanaron en hallar sobrevivientes de los atentados entre los escombros. Rescatistas consiguieron salvar al bombero Kevin Shea, enterrado entre los escombros y gravemente herido. Fue el único sobreviviente de los 12 miembros de su brigada.

Foto: cuenta oficial de Twitter del Servicio Secreto de EE. UU.

 

Lea además: Hijo momifica a su mamá de 89 años para ocultarla y seguir cobrando ayudas del Estado

 

Hacia las 12:30, 14 personas fueron rescatadas de la torre norte, donde quedó protegida por un pedazo de escalera que milagrosamente no se derrumbó. El último rescate exitoso tuvo lugar al mediodía del 12 de septiembre.

Foto: cuenta oficial de Twitter del Servicio Secreto de EE. UU.

Foto: AFP