Arqueólogos peruanos hallaron una momia preinca de entre 1.200 a 800 años de antigüedad atada sorprendentemente con soguillas, mientras excavaban en un milenario complejo urbano de barro en la periferia de Lima.

Los restos pertenecen con toda probabilidad a una persona de sexo masculino, que tendría entre 18 a 22 años en el momento de su muerte y que luce el rostro cubierto por sus manos.

Lea más: Joe Biden cancela su visita a Colombia en diciembre

El descubrimiento ocurrió dentro de una cámara funeraria de unos tres metros de largo y a una profundidad de 1,40 metros en el sitio arqueológico Cajamarquilla, al este de Lima.

Foto: AFP

“Hemos logrado el descubrimiento de una momia que se encontraba ubicada al interior de una estructura funeraria de forma cónica subterránea y al ver las características se trataba de una momia que se encontraba amarrada con soguillas”, dijo el arqueólogo Pieter Van Dalen, responsable del proyecto Cajamarquilla.

“Es una característica peculiar y única de este contexto funerario”, destacó Van Dalen sobre el hallazgo en esta excavación.

“La momia habría sido enterrada entre el año 800 a 1200 después de Cristo”, afirmó.

A un lado de la momia se encontró el esqueleto de un cuy andino (conejillo de indias) y de lo que parece ser un perro, según los investigadores de la Universidad de San Marcos.

En la cámara funeraria también se descubrieron restos de maíz y otros vegetales.

Cajamarquilla “era un centro urbano donde se desarrollaban múltiples funciones, tiene una gran variedad de sectores, donde hay sectores administrativos, domésticos, residenciales”, abundó Van Dalen.

Conozca más: Presunto atacante de Michigan será juzgado como adulto por terrorismo y homicidio premeditado

Según el investigador, Cajamarquilla “es una ciudad muy grande que pudo haber albergado entre 10.000 y 20.000 personas en un total de 167 hectáreas”. 

Se construyó hacia el año 200 antes de Cristo y estuvo ocupada hasta el año 1500.

Cajamarquilla se localiza a 24 km al este de Lima y es uno de los complejos arqueológicos más grandes de la ciudad.