Según lo dio a conocer CNN en las últimas horas, las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron parecen evadir la respuesta de los anticuerpos tanto entre las personas que han tenido una infección previa por covid-19 como entre las que se han vacunado y reforzado completamente.

Sin embargo, se espera que la vacunación contra el covid-19 siga proporcionando una protección sustancial contra la enfermedad grave, y los fabricantes de vacunas están trabajando en actualizarlas para provocar una respuesta inmunitaria más fuerte contra las variantes.

Le puede interesar: Excombatientes de las Farc revelan verdades por casos de secuestro: dos entidades del Estado involucradas

Los niveles de anticuerpos neutralizantes generados por una infección previa o las vacunas son varias veces menores contra las subvariantes BA.4 y BA.5 en comparación con el coronavirus original, según la nueva investigación publicada este miércoles en el New England Journal of Medicine.

“Observamos reducciones de 3 veces en los títulos de anticuerpos neutralizantes inducidos por la vacunación y la infección contra BA.4 y BA.5 en comparación con BA.1 y BA.2, que ya son sustancialmente más bajos que las variantes originales de covid-19”, escribió en un correo electrónico a CNN el Dr. Dan Barouch, autor del artículo y director del Centro de Investigación de Virología y Vacunas del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston.

Le puede interesar: Primer encuentro de Duque y Petro se dará este jueves, 23 de junio

“Nuestros datos sugieren que estas nuevas subvariantes de ómicron probablemente podrán provocar oleadas de infecciones en poblaciones con altos niveles de inmunidad a la vacuna, así como de inmunidad natural a BA.1 y BA.2”, escribió Barouch. “Sin embargo, es probable que la inmunidad de la vacuna siga proporcionando una protección sustancial contra la enfermedad grave por BA.4 y BA.5”.

Los resultados recién publicados hacen eco de otra investigación realizada por científicos de la Universidad de Columbia.