Osvaldo Alejandro Longobuco Calidoni, de 75 años, fue condenado por homicidio a más de cuatro décadas. Estuvo en la prisión Sierra Chica de Argentina desde 1979.

 

Osvaldo tuvo que abandonar la cárcel este lunes 12 de abril, luego que un juez confirmara que ya había cumplido su condena hace veinte años.

 

Le puede interesar: Congreso inhabilita políticamente por 10 años a expresidente peruano Vizcarra por vacunación irregular

 

Según indica el juez Alejandro Horacio Lago al medio Clarín, Osvaldo no quería salir de prisión ni ser llevado a un hogar geriátrico y explicó que “no tiene domicilio, que donde está tiene techo y comida seguro, ponderando la buena estructura del lugar de alojamiento”.

 

Osvaldo fue detenido el 28 de febrero de 1979 por el crimen de Elvira Casimira Orellana. En 1996 al cumplirse los 20 años de encierro, según lo establecido por la ley, ya estaba en condiciones de acceder a la libertad condicional, pero nunca accedió al beneficio.

 

Conozca los detalles: Reina Isabel despidió al Príncipe Felipe en un funeral discreto y solemne

 

El juez indica en el fallo, que una vez pasados los cinco años de la obtención de la libertad condicional se produce la extinción de la pena. Esa fecha se cumplió el 8 de octubre de 2001, sin embargo, Osvaldo, casi veinte años después, seguía detenido en el centro carcelario.

Publicidad

 

El prisionero lleva más de diez años sin contacto con sus hijos, no tiene amigos y no recibió visitas, además, quería cumplir su condena perpetua para pagarle a la sociedad por el crimen cometido.

 

Podría interesarle: Ejército abatió 14 disidentes de las Farc tras combates en Argelia, Cauca

 

A pesar de los argumentos expuestos por Osvaldo, el juez Alejandro decidió ordenar su “inmediata libertad por agotamiento de la pena de prisión perpetua”.

 

El lunes 12 de abril, día que se firmó el fallo, Osvaldo quedó en libertad.