En las últimas horas más de 90 gimnastas que acusan al exmédico de la selección estadounidense Larry Nassar, han demandado al FBI por 1 billón de euros por no hacer “nada durante varios años después de que notificaran de abusos sexuales que sufrieron”.

Según lo dio a conocer el New York Times, estas demandas se dan después de que el Departamento de Justicia se negara a enjuiciar a dos agentes acusados de entorpecer la investigación sobre Nassar, permitiéndole agredir a niñas durante más de un año antes de que las autoridades de Michigan lo arrestaran.

Lea más: Velan a ministro de República Dominicana asesinado en el Palacio Nacional

Los agentes fueron acusados por el propio organismo de control del Departamento de Justicia de hacer declaraciones falsas sobre el asunto. Nassar, quien fue sentenciado a hasta 175 años de prisión, fue acusado de abusar sexualmente de cientos de niñas y mujeres, incluidas muchas integrantes de los equipos olímpicos de gimnasia femeninos de EE. UU. de 2012 y 2016.

“Mis compañeros sobrevivientes y yo fuimos traicionados por todas las instituciones que se suponía que debían protegernos: el Comité Olímpico de EE. UU., Gimnasia de EE. UU., el FBI y ahora el Departamento de Justicia”, dijo McKayla Maroney en un comunicado.

Federación Internacional de Gimnasia modifica su código de conducta

La Federación Internacional de Gimnasia (FIG) se dotó de un nuevo código de conducta para proteger a los gimnastas contra las prácticas abusivas, en un deporte que se vio sacudido estos últimos años por numerosos escándalos de maltrato.

“Esta nueva versión del código describe las normas de comportamiento esperadas de todas las personas implicadas en la gimnasia, y permite trazar una línea clara lo que está considerado como una buena práctica y lo que no es tolerable”, explica la FIG.

Podría leer: Después de 10 años de violaciones y torturas, mujer logró escapar de su cautiverio

Citado en el comunicado, el presidente de la instancia Morinari Watanabe reconoce que la disciplina ha estado marcada por “años de malas prácticas”.

“Métodos de entrenamiento abusivos prevalecen todavía en ciertos lugares, con la firme convicción de que eso forma parte de la vía al éxito”, lamenta.

Con este nuevo reglamento, la FIG espera de este modo hacer cambiar las mentalidades. En Estados Unidos, en Gran Bretaña, en Australia o recientemente en Canadá. El mundo de la gimnasia está marcado desde hace varios años por revelaciones en cascada denunciando décadas de violencias físicas y psicológicas.

El caso que más alteró al mundo de la gimnasia fue el enorme escándalo relacionado con Larry Nassar, un exmédico del equipo estadounidense.

En 2018, este antiguo osteópata y terapeuta fue declarado culpable de haber agredido sexualmente al menos a 265 gimnastas de alto nivel y fue condenado a penas acumuladas de al menos 140 años de prisión.

A partir de este caso, gimnastas del mundo entero se expresaron para denunciar prácticas abusivas, poniendo luz sobre una cultura tóxica en el seno de su disciplina.