La nueva colada de lava del volcán de la isla española de La Palma, más fluida que las anteriores, avanza rápidamente hacia el municipio de Tazacorte, y se sitúa desde esta posición a unos 1.000 metros del mar.

La lava está a punto de entrar en el municipio de Tazacorte, después de que el volcán retomara con fuerza su actividad sobre las 18:00 GMT.

Te puede interesar: 10 personas heridas tras choque de SITP contra una vivienda en la Circunvalar

La emisión de lava es mucho mayor de la emitida a lo largo de la pasada semana, pero sobre todo mucho más fluida.

En estos momentos hay dos bocas activas: una en el cono principal del volcán y otra por debajo del mismo, que emite lava a alta temperatura y muy fluida, que podría llegar al mar por encima de las dos coladas anteriores.

Según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), la lava de este nuevo río más fluido es del tipo hawaiano.

Te puede interesar: Veeduría pide investigar a los senadores Armando Benedetti y Mauricio Gómez por el ‘caso MinTIC’

La colada ha encontrado en su camino el obstáculo de la montaña de Todoque y empieza a rebasarlo por uno de sus laterales, mientras que las anteriores coladas se encuentran casi detenidas.

Según la información actualizada del Departamento de Seguridad Nacional de España (DSN), la extensión de la superficie afectada por el avance de lava sigue aumentando y se desplaza en dos coladas: la del Sur, que mantiene una velocidad baja; y la del Norte, más activa, que se encuentra en el área de la montaña de Todoque, a una distancia de entre 800 y 1.000 metros de la costa.

Ante esta evolución y con carácter preventivo, se encuentran desde el pasado domingo confinadas las áreas de cuatro municipios de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa.

Por el momento, según esta fuente, la erupción del volcán no está influyendo negativamente en la calidad del aire.