Vadim Shishimarin, el primer soldado ruso procesado en Ucrania por crímenes de guerra, pidió este jueves perdón a la viuda de su víctima durante la sesión del juicio que se celebra en Kiev, informó el medio ucraniano The Kyiv Independent.

Shishimarin, de 21 años, se declaró este miércoles culpable de haber matado a un civil ucraniano en la región de Sumy, en el norte de Ucrania, en un suceso ocurrido el pasado 28 de febrero, cuatro días después de haberse iniciado la invasión rusa del país, según las fuentes.

Lea más: Defensoría del Pueblo advierte aumento de municipios en riesgo en el marco electoral

El soldado ruso relató que querían “llegar adonde estaba nuestro ejército y volver a Rusia”. “En el camino, mientras conducíamos, vimos a un hombre. Estaba hablando por teléfono y dijo que nos entregaría”, dijo Shishimarin.

Y prosiguió asegurando que otro soldado ruso que viajaba en el mismo vehículo que él y que no era su comandante, le dijo que disparara.

Lea también: Renegociar TLC es una “estupidez sin precedentes”: Duque

“Empezó a decir en tono contundente que debía disparar (…) Me dijo que si no lo hacía podría ser peligroso. Le disparé a corta distancia y lo maté“, confesó el soldado ruso.

Shishimarin indicó que disparó una ráfaga corta y no vio el cuerpo, sin embargo y tras el suceso, el soldado que le ordenó matar al hombre lo consoló. “No quería matarlo. Disparé para alejarme”, dijo el joven.

Conozca más: Presidente de Paraguay recibe a vicepresidenta Marta Lucía Ramírez tras asesinato de fiscal Pecci

Durante la audiencia, Shishimarin miraba hacia el suelo con la cabeza apoyada en la caja de cristal de la defensa donde se encontraba, mientras la viuda de la víctima, Katerina Shelipova, declaraba sobre la muerte de su marido.

De acuerdo con la mujer, en la mañana de ese 28 de febrero, su esposo Aleksandr Shelipov “fue a ver el cráter”; luego, Shelipova escuchó un disparo, abrió la puerta de su casa y vio un vehículo con los soldados rusos, identificando -posteriormente- al militar Shishimarin.

Podría leer: Álvaro Uribe reacciona tras el supuesto respaldo de Gaviria a una “explosión controlada” con Petro

De esta manera, Shelipova se escondió y al ver que los soldados de Vladimir Putin se alejaron, abrió la puerta y vio a su marido en el suelo muerto.

“Corrí hacia mi esposo, ya estaba muerto. Disparó en la cabeza. Grité, grité tanto”, relató Shelipova resaltando que su marido llevaba ropa de civil.

Lea más: Senador Robledo dice que Alejandro Gaviria es “una mala persona”

La mujer pidió que el soldado Shishimarin fuera condenado a cadena perpetua, pero también dijo que no se opondría a que lo intercambiaran por militares ucranianos que resistieron en la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariupol.

“¿Por qué has venido? ¿A defenderme de quién? ¿Me defendiste de mi marido, al que mataste?”, lo increpó la mujer al soldado. Vadim Shishimarin la miró y le dijo: “Sé que no podrá perdonarme, pero de todos modos pido perdón”.

Foto: AFP

Shishimarin se enfrenta a entre 10 y 15 años de prisión o a una pena de cadena perpetua si es condenado por los cargos de los que se le acusa, violación de las leyes de la guerra, en combinación con asesinato premeditado.

Asimismo, se espera que otros soldados rusos sean juzgados pronto en Ucrania, ya que Kiev afirma haber abierto miles de casos de crímenes de guerra desde que Moscú lanzó su invasión el 24 de febrero.