El opositor venezolano Leopoldo López fue trasladado de la cárcel de Ramo Verde al Palacio de Justicia, en el centro de Caracas, para asistir a la audiencia donde apelará su condena.

Poco después de que se anunciara el inicio de la audiencia se ordenó una breve suspensión por la ausencia de un miembro de la defensa de uno de los estudiantes que está siendo juzgado junto a López, para que se designará un defensor de oficio que le reemplazara y reiniciar la sesión.

Esta audiencia coincide, según fuentes de la defensa, con visita del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, que actúa como mediador, en nombre de la Unasur, entre el Gobierno y la oposición de Venezuela.

Varios representantes diplomáticos de las embajadas de Chile, Francia, EE.UU., Alemania, Canadá, y México se quedaron a las puertas del edificio de la Corte luego de que las autoridades que custodian el palacio judicial les impidieran también el acceso.

Publicidad