El presidente de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio por muertos a los mineros atrapados en el pozo de Coahuila.

Con un ‘tono sutil’ en su discurso, cambió “rescate” a “recuperar los cuerpos” y reiteró lo dicho desde el pasado 25 de agosto, que los trabajos para sacar a los obreros van a extenderse al menos entre 6 y 11 meses.

Podría leer: Condenan y ordenan la captura del exfiscal de la JEP, Julián Bermeo por el caso Santrich

“Hubo consulta con especialistas de Alemania y Estados Unidos. Nos proponen un rescate haciendo unos tajos, de esa manera podemos rescatar los cuerpos de estos mineros“, dijo.

De igual forma, el mandatario de los mexicanos se pronunció sobre la reunión que sostuvo con los familiares de las víctimas y su negativa inicial a la nueva estrategia de rescate.

Mire también: Video: Pareja fue atracada cuando sostenía relaciones en su carro, dejaron al hombre sin pantalón

“Mandamos a consultar con los familiares, se pusieron muy tristes. Es una situación muy difícil, estaban muy alterados, no querían nada, y ya han aceptado y también hay un consenso, las 10 familias están de acuerdo que se lleve a cabo este trabajo. No aceptaban por el tiempo, porque nos va a llevar más tiempo el rescate, y ellos quisieran que fuese lo más pronto posible“, manifestó.

Asimismo, AMLO detalló que indemnizará a las familias de los diez mineros.

Lea más: Presidente Petro asegura que falta presupuesto para programas sociales del 2023

Vamos nosotros a responsabilizarnos para pagar las indemnizaciones, no solo lo convencional sino más, por la situación, no solo de agravio por perder a sus familiares, que es muy triste, sino también por la situación de pobreza en que vive la gente“, precisó.

El derrumbe ha reactivado la polémica en México por la actuación de las mineras en la región carbonífera, en Coahuila, donde se han registrado más de 100 muertes de personas dedicadas a la minería, de acuerdo con la Familia Pasta de Conchos, que agrupa a familiares de fallecidos en el derrumbe de 2006 en la mina del mismo nombre.

Las familias de los 10 mineros atrapados en Pinabete han denunciado condiciones de precariedad y han acusado al Gobierno de actuar tarde y lento en el rescate de los trabajadores.