Al cumplirse el plazo dado por las autoridades del país, los 23 diplomáticos rusos expulsados por el Gobierno británico a raíz del caso del envenenamiento del exespía doble Sergei Skripal y su hija Yulia abandonan hoy el Reino Unido.

Los diplomáticos partieron en varias furgonetas con sus familias, luego que la semana pasada, la primera ministra británica, Theresa May, comunicó en la Cámara de los Comunes del Parlamento la expulsión de los funcionarios en represalia por el envenenamiento de los Skripal, con un agente nervioso de fabricación rusa.

Vea también Reino Unido expulsa a 23 diplomáticos rusos y suspende contactos bilaterales por ataque a exespía

Al vencerse el plazo, los diplomáticos fueron despedidos por sus colegas de la embajada con maletas, niños y también algunas mascotas mientras se subían a las furgonetas que les llevaron al aeropuerto.

Cabe recordar, que Moscú ha negado su implicación en el envenenamiento del doble agente y su hija, ocurrido el pasado día 4 en Salisbury, sur de Inglaterra, que aún permanecen hospitalizados en estado grave.

Lea también Embajada de Rusia en Londres califica como inaceptable la expulsión de los 23 diplomáticos

Hoy, el líder laborista británico, Jeremy Corbyn, defendió la necesidad de seguir trabajando con Rusia a pesar de que todo apunta a que ese país ha sido responsable del ataque al exespía.

Londres identificó la sustancia utilizada en Salisbury como un agente nervioso del tipo Novichok, de fabricación rusa.