Con la promesa de vigilar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, los demócratas asumieron el control de la Cámara de Representantes.

Tras salir victorioso en las elecciones legislativas del 6 de noviembre, el Partido Demócrata recuperó el control de la Cámara de Representantes en Estados Unidos, con la promesa de hacerle un contrapeso al presidente Donald Trump, quien tendrá un panorama complicado en el resto de su mandato y en especial para su proyecto de la construcción del muro con México, motivo por el que el Gobierno enfrenta, desde el 22 de diciembre, un cierre parcial.

Nancy Pelosi fue elegida como nueva presidenta de la Cámara de Representantes, convirtiéndose en la mujer más poderosa de Estados Unidos. El mandatario la felicitó.

Es un gran logro, esperamos trabajar juntos y lograr muchas cosas, como infraestructura y mucho más. Sé que de verdad lo desean y yo también. Creo que será un poco diferente de lo que mucha gente piensa

indicó Trump.

La líder demócrata planea acabar con el cierre del Gobierno, investigar las muertes de niños migrantes bajo custodia en la frontera y proteger la labor del fiscal especial Robert Mueller, quien lidera la investigación de la llamada ´Trama Rusa´.

En la nueva Cámara Baja, los demócratas tienen 235 de los 435 escaños; frente a los 199 que están en poder del Partido Republicano. El Senado conserva su mayoría republicana.