El independentista de izquierdas Roger Torrent fue elegido presidente del Parlamento autonómico de Cataluña, controlado por formaciones que hasta ahora han respaldado el proceso secesionista de esa región española.

Torrent (ERC) obtuvo el respaldo de las fuerzas independentistas- JxCat, ERC y CUP – frente a la candidatura de José María Espejo-Saavedra, del partido liberal Ciudadanos.

El nuevo Parlamento surgido de las elecciones regionales catalanas del 21 de diciembre se constituyó con mayoría de las fuerzas independentistas, reducida por la ausencia de varios diputados encarcelados e instalados en Bruselas y perseguidos por la Justicia española por rebelión y sedición, entre otros delitos.

Publicidad

Torrent logró 65 votos a favor, frente a los 56 de Espejo-Saavedra, mientras el resto de puestos de la Mesa del Parlamento se los repartieron otros grupos, pero con control de los partidos independentistas.