Una madre y su pareja fueron detenidos por la muerte de su bebé de 18 meses. La mujer aseguró que el niño falleció debido a que se había ahogado con leche.

El hecho se registró en la ciudad de Berazategui, Argentina, cuando Yésica Aquino, la mamá de León Aquino de un año y cuatro meses de edad, murió en el hospital El Cruce. Los médicos denunciaron ante las autoridades la muerte del bebé, ya que la mamá había dicho que el menor se había ahogado con leche.

 

Lea también: Imputados presuntos responsables de causar la pérdida de los ojos a dos perros

 

Por esta razón, la Policía procedió a detener a Yésica para determinar lo sucedido y, de igual forma, ordenaron una necropsia para saber la muerte de León.

De acuerdo con la autopsia, el menor murió a causa de una “septicemia traumática”, y según revelan las autoridades, al parecer León habría sufrido de maltratos desde su nacimiento, ya que los forenses extrajeron una aguja oxidada del cadáver, por lo que plantearon una primera hipótesis de que esa aguja pudo haber provocado la infección que derivó en la septicemia.

 

Conozca más: Un hombre golpeó a un pastor de una iglesia luego de que lo sorprendiera tocando a su hijo

 

Asimismo, los médicos encontraron varios pinchazos de aguja en distintas partes del cuerpo y mordeduras en la zona del cuello.

No obstante, la Justicia de Familia descubrió que León convivía con su padrastro y cinco hermanos, tres niños de 11, 9 y 5 años y dos niñas de 12 y 3 años de edad, quienes quedaron a disposición de Amelia, su tía materna.

 

Lea también: La incertidumbre del acuerdo de paz cinco años después de la firma

 

“Somos cuatro hermanos que estamos atrás de los chicos, todas somos hijas del mismo papá, no vivíamos en la misma casa, pero siempre estábamos atentos a los niños. Ella nos cortó el contacto hace tiempo y no nos podíamos acercar a ellos”, contó Amelia, la tía de León al medio Crónica HD.

Lo que no queremos es que los chicos vuelvan a manos de nadie que les pueda hacer daño, eso es lo que tenemos bien en claro todas las hermanas. A mis hermanos los protejo a todos, pero lo que ella hizo, jamás en la vida se lo vamos a perdonar”, agregó Amelia.

 

Mire además: Condenan a un médico general por la muerte de un niño que fue picado por un alacrán

 

La tía de la víctima aseguró que, a través de las rejas, veían los maltratos físicos que tenían sus sobrinos; además que los vecinos le contaba “cosas”, pero no podía decir nada porque era la palabra de ella contra la palabra de Yésica.

“Hasta que no pasó esto con León, nosotras insistíamos con los relatos de los niños. Nosotros veíamos a los chicos a través de la reja, podíamos ver moretones, podíamos ver marcas. Los vecinos nos contaban cosas, pero no dejaba de ser nuestra palabra contra la de otra persona que decía que ahí no pasaba nada”, expresó Amelia.

 

Lea también: “Estamos llamados a construir un mundo siempre más inclusivo”: papa Francisco

 

Por otro lado, la tía de León indicó que no conocían al padrastro de los niños y que a los “dos o tres meses” de vida de León, él se fue a vivir con la madre del bebé “y hacía como que era el papá”. También relató que, cuando estaba embarazada, Yésica tuvo otra pareja que “le pegaba” a los otros hermanos de León.

Además, Amelia indicó que sus sobrinos sentían “terror” y “no terminaban de hablar” de los maltratos. “Cada vez que los llevaban al médico, ellos mentían por miedo de su mamá”.

 

Quizás le interese: Masacre en zona rural de Tumaco, Nariño: cinco personas fueron asesinadas

 

“Ella les decía que nosotras no los queríamos, que no íbamos a responder por ellos, pero están muy equivocados. Nosotras estamos acá y de acá no nos vamos”, sostuvo Amelia.

León murió el 24 de septiembre luego de permanecer en el hospital desde el domingo 19 de este mismo mes. Por su parte, las autoridades le imputarían los delitos de homicidio agravado por el vínculo, premeditación, ensañamiento y alevosía a Yésica; mientras que Fernández, quien fue detenido este sábado, tendría los mismos cargos excepto por el agravante del vínculo.