Justo 72 horas antes de que le apagaran el ventilador a Mónica Almeida, de 37 años, el personal médico decidió usar el medicamento para la disfunción eréctil.

Luego de la aplicación del viagra,  los niveles de oxígeno de la mujer se redujeron a la mitad y pasada una semana mejoró, tanto así que pudo llegar a casa para navidad.

La enfermera del Hospital Lincolnshire sostuvo que “El consultor me dijo que había sido viagra, me reí y pensé que estaba bromeando, pero me dijo: ‘No, de verdad, has tomado una gran dosis de viagra’. Fue mi pequeño milagro navideño”.

Almeida dio positivo para Covid-19 en Octubre y por complicaciones de la enfermedad, comenzó a toser sangre al cuarto día. Fue al hospital, pero fue dada de alta sin tratamiento alguno. Sin embargo, luego de dos horas en su casa, despertó sin poder respirar y fue llevada el hospital a donde ingreso directamente a sala de reanimación.

Por el deterioro de su condición de salud, la enfermera fue ingresada a la UCI  donde estuvo en coma desde el 16 de noviembre hasta el 14 de diciembre, fecha en la que recibió el viagra y le permitió pasar la navidad con sus dos hijos.