Emmanuel Macron, presidente de Francia, se mostró de acuerdo a incrementar las sanciones a Venezuela en el seno de la Unión Europea (UE) y a no limitarlas a individuos, tras las últimas decisiones del Gobierno de Nicolás Maduro.

El mandatario francés aseguró que «asistimos a una nueva deriva de autoritarismo. Las cosas van en la mala dirección y las últimas decisiones las empeoran (…) Soy favorable a aumentar las sanciones en coordinación con nuestros socios de la UE«. Hizo dicha afirmación cuando recibió al su homólogo argentino, Mauricio Macri. 

Aclaró que las sanciones hasta emitidas hasta ahora «tienen impacto limitado» y pidió ir «más allá». 

Agregó que «hay otros países que tienen más lazos económicos con Venezuela y que pueden adoptar sanciones más eficaces».

Cabe resaltar que Francia condenó la exclusión de la opositora Mesa de Unidad Democrática de las próximas elecciones presidenciales en Venezuela y la expulsión del embajador español, Jesús Silva Fernández.

Por su parte, el presidente argentino acusó a Maduro de «violentar cada vez más el sistema» y confesó que no ve una solución a la situación de Venezuela, «tenemos que exigir una elección libre y transparente en la que los venezolanos puedan expresarse y construir su futuro», dijo Macri.