Cinco niños de entre uno y ocho años fueron encontrados sin vida en Alemania. Al parecer, según medios locales, fueron asesinados por su propia madre de 27 años de edad.

Además, la mujer habría tratado de quitarse la vida posteriormente saltando frente a un tren, pero sobrevivió con heridas graves.

Los cuerpos de los menores —cuyas edades eran uno, dos, tres, seis y ocho años— fueron descubiertos en un edificio de apartamentos en Solingen, a 32 kilómetros de Colonia, en el oeste de Alemania.

De acuerdo al diario Bild, la madre tenía seis hijos, de los cuales solo sobrevivió un niño de 11 años quien resultó ileso.

La menor de las víctimas era una niña de 18 meses, mientras que su hermano sobreviviente de 11 años ahora está siendo atendido por familiares.

Publicidad

La abuelita se dio cuenta

El personal de emergencia fue llamado por la abuela de los niños, quien dijo estar traumatizada por lo que encontró en el edificio.

Stefan Weiand, un portavoz de la policía en la casa, dijo que era una «situación trágica» y agregó que la madre aún no estaba en condiciones de ser interrogada.

“Suponemos que se cometió un crimen. Cómo y por qué sucedió eso, no podemos asegurarlo», dijo a la emisora local WDR .

Un informe señala que los rescatistas habían intentado resucitar a los niños, pero fue demasiado tarde para salvarles la vida.

La Policía anunció que este jueves se revelarán más detalles, pero aún no se sabe con certeza cómo murieron los niños.

Jürgen Hardt, miembro del Parlamento alemán, afirmó que reaccionó con «horror» cuando se enteró de la noticia.

«Deseo que los servicios de emergencia y la policía tengan fuerza mientras se ocupan del caso, lo que también los afectará profundamente».