Treinta y cinco años, madre y empresaria. Leonie Charlotte von Hase, la mujer que ganó el título de Miss Alemania en un certamen de belleza que trata de renovarse y sacudirse estereotipos, empezando con un jurado exclusivamente femenino.

La victoria de la mayor de todas las ganadoras de Miss Alemania, en sus 93 años de historia, se entiende como una historia de reconocimiento a la mujer actual y de renovación de un certamen que en esta edición ha elegido el lema «Reina de la belleza interior».

Publicidad

Von Hase, que creció en Namibia y vive en Kiel (norte de Alemania), es licenciada en Literatura inglesa y trabaja como autónoma en su propio portal de venta de moda vintage. Está casada y tiene un hijo de tres años.

«No tengo ninguna gana de ser la típica miss. Mis prioridades no van a cambiar porque me den un papel más», aseguró este domingo después de imponerse a las otras 15 candidatas y recibir la corona en el Europa-Park de Rust (suroeste de Alemania).

Durante los primeros compases del certamen, el jurado -por primera vez compuesto exclusivamente por mujeres- dijo que buscaba a una candidata «auténtica», «independiente», «cosmopolita», «valiente» y «fuerte».