El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que no acudirá a la VIII Cumbre de las Américas porque, según dijo, fue retirada la seguridad a la delegación de su país y porque considera que ir al evento es «perder el tiempo». 

«Retiraron la seguridad a toda la delegación de Venezuela, por eso yo anoche decidí que no voy a ir a la Cumbre de las Américas en Lima y me voy a quedar con el pueblo de Venezuela los días 13 y 14″, indicó el mandatario. 

En febrero, Perú retiró la invitación al jefe de estado venezolano y se acogió a lo dicho por los catorce países del Grupo de Lima y otros que vetaron la presencia del mandatario.

 En su anuncio de hoy, indicó que la supuesta decisión del Gobierno peruano de retirarle la seguridad a la delegación venezolana es «ilegal» e «inamistosa» y que los días 13 y 14 se quedará en el país para «conmemorar» el intento de golpe de Estado que el 11 de este mes, en de 2002, sufrió el entonces presidente Hugo Chávez. 

Comentó también que la ausencia de última hora anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se debe a que el líder norteamericano considera a Lima «un patio trasero» y que «desprecia, usa y desusa» a los líderes de derecha de Latinoamérica.