La oposición de Venezuela condenó que el presidente Nicolás Maduro instara a la ciudadanía a participar en comparsas durante el carnaval, pese al “alto de riesgo de contagio” de COVID-19 que existe durante los eventos multitudinarios que se celebran este lunes y martes, decretados festivos en todo el país.

Según el sistema de cuarentena establecido por el mandatario, que consiste en 7 días de cierre seguidos de otros tantos de flexibilización parcial, esta semana debería ser de restricción, pero, con motivo de la celebración del carnaval, el Gobierno amplió hasta el miércoles, día 17, la apertura.

El Ejecutivo instó a los venezolanos a celebrar, apelando a la responsabilidad y a cumplir con las medidas de bioseguridad establecidas, pero, igual que ocurrió durante la campaña electoral para las legislativas de diciembre y con los festejos navideños, no se está respetando el distanciamiento requerido, tal y como reflejan unas fotos que Maduro puso en su cuenta de Twitter.

El exdiputado a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) Omar González calificó de “imprudencia” estas celebraciones en un país donde la Administración “no equipa los hospitales centinelas ni distribuye insumos de prevención, ni siquiera garantiza el acceso al agua potable para mantener los niveles de higiene necesarios para cortar la cadena de transmisión de la covid-19”.

“A pesar de todo esto, abre la posibilidad para acelerar el contacto entre la ciudadanía aumentando así las opciones de propagación del coronavirus”, señaló el opositor.

En opinión de González, la celebración del carnaval en plena pandemia “es el mayor acto de imprudencia del régimen, que trata de seguir con su política de pan y circo en medio de una grave situación como la actual”.

Además, advirtió sobre el aumento de casos “que se pueden dar después del asueto de carnaval”, como ocurrió en el mes de diciembre, tras la apertura especial por las fiestas navideñas.

“Mientras el mundo aprieta las tuercas ante la aparición de nuevas variantes del virus chino, aquí se hace todo lo contrario y se anarquiza aún más la realidad del país”, insistió.

Según el último reporte ofrecido por le Gobierno, durante el domingo se registraron 475 nuevos contagios -cuatro de los cuales son de personas provenientes de Panamá y Turquía- y cinco muertes, entre ellas, la de un bebé de dos meses de edad.