Internacional

Maduro dice que Iván Márquez y Jesús Santrich ‘son bienvenidos’ a Venezuela

Redacción Digital - 29 de julio del 2019

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, dijo que los excombatientes de la las Farc, Iván Márquez y Jesús Santrich «son bienvenidos» a Venezuela «cuando quieran venir», al tiempo que señaló que quedó esperando que estos tomaran parte del XXV Foro de Sao Paulo que se celebró en Caracas.

Le puede interesar: ‘Comete la burrada de seguir protegiendo al terrorismo’: Duque responde a Maduro

«Dijeron que venían Iván Márquez y Jesús Santrich (y) me quedé esperando», dijo Maduro desde el palacio presidencial de Miraflores, donde se desarrolló el acto de clausura del Foro de Sao Paulo.

«Iván Márquez y Jesús Santrich son bienvenidos a Venezuela y al Foro de Sao Paulo cuando quieran venir, son los dos líderes de paz», añadió Maduro antes de pedir a la excongresista Piedad Córdoba que lleve ese mensaje a los dos exguerrilleros.

Maduro también dijo que recibió presiones para no aceptar la presencia en Venezuela de Márquez y Santrich, y dijo que su Gobierno es «inchantajeable».

«Álvaro Uribe Vélez, ve a chantajear a la madre de Tarzán, porque nosotros no nos dejamos chantajear. Claro que son bienvenidos (Márquez y Santrich), me quedé esperando», insistió.

Indicó además que estaría dispuesto a recibir en Venezuela a otros exmiembros de la antigua guerrilla, como Rodrigo Londoño, conocido también como «Timochenko», y Pablo Catatumbo.

Con todo, matizó estas palabras al alertar que conoció que Márquez y Santrich harían parte de la XXV edición del Foro de Sao Paulo por boca del «paramilitar» y expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010).

Cabe resaltar, que hace dos días el senador colombiano del partido FARC, Julián Gallo Cubillos, que tomó parte del Foro de Sao Paulo, dijo desconocer el paradero de Santrich.

Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias «Jesús Santrich», abandonó su esquema de seguridad el pasado 29 de junio, cuando se encontraba visitando el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, en el departamento del Cesar.

Antes de eso, Santrich estuvo 416 días preso por un proceso de narcotráfico en el que la justicia de Estados Unidos lo acusa de haber conspirado para enviar diez toneladas de cocaína a ese país después de la firma de la paz.